Según artículo publicado en “El Pais” de fecha 14 dic 2014, los fondos  soberanos más activos del mundo apuntan a España a la hora de realizar sus inversiones. Paises como Kuwait, Singapur, Qatar, Kazajistán están detrás de alguno de los 84 fondos operativos del mundo que acumulan unos activos alcanzan los 5,9 billones de dólares, casi seis veces el PIB español. Estos fondos realizan inversiones directas en empresas y compran importantes volúmenes de deuda pública de terceros países. Hasta ahora el sector de inversión preferido durante la crisis fue el financiero, pero en los últimos meses el inmobiliario ha llamado su atención así como activos estratégicos como los recursos naturales.

España ha vivido un auténtico repunte de las inversiones extranjeras en los últimos años. En 2013 y hasta mediados del 2014, entraron en el país casi 22.000 millones de euros. La procedencia de estas inversiones ha sido diversa, desde Estados Unidos, Francia o Japón, pasando por México, Colombia, Qatar y Singapur. La inversión extranjera directa en España en los primeros ocho meses de 2014 aumentó un 33% respecto al mismo periodo del año anterior.  Según las palabras de Fernando García Ferrer, socio responsable de Mercados y Private Equity de KPMG en España: “España es atractiva, especialmente en el sector inmobiliario”

fondos sberanos apuntan a España“Con vistas al futuro, y teniendo en cuenta que los fondos soberanos valoran la mejora o recuperación de la economía española, es muy posible que el número y el importe de sus operaciones aumente. Hay que tener en cuenta que los fondos soberanos ven en España y en sus multinacionales una gran oportunidad de inversión a través de la cual pueden beneficiarse del liderazgo que ocupan en terceros mercados”, añade Francisco Javier Garzón, consejero delegado de ICEX.

Y entre todos los sectores españoles que interesan a los fondos soberanos, destaca el sector inmobiliario que presenta una opción clara de incremento de valor, dado que los precios han caído un 40%, la construcción se ha detenido y, sin embargo, la demanda ha comenzado a estabilizarse. Dentro de este sector, el segmento de oficinas ofrece rentabilidades por alquileres muy interesantes respecto a nuestros competidores europeos.

El mercado inmobiliario español se ha convertido en una referencia internacional, quedando reflejado en una primera oleada de inversores en las dos plazas principales, Barcelona y Madrid, sumando en 2013 un total de 6.632 millones de euros y representando un 32 % del montante multisectorial invertido en España. Estas cantidades triplican los 2.100 millones de euros invertidos en el sector en 2012.

“Lograr nuevos socios que aporten capital y liquidez y compartan estrategias de crecimiento es fundamental”, aseguran Juan José Brugera, presidente de Colonial y Pedro Miró, consejero delegado y vicepresidente de CEPSA. Es, por tanto, importante no dejar pasar las posibles oportunidades de que lleguen no solo ya de los fondos soberanos operativos sino también de los más de 20 en fase de creación, en países como Eslovenia, Israel o Japón.