“EL SECTOR DE LA TASACIÓN DE INMUEBLES MANTIENE UN ESTADO DE PRUDENCIA DEBIDO AL COVID-19, Y EN BANCO DE ESPAÑA LO RESPALDA”

El Banco de España aconseja varias recomendaciones a las tasadoras debido a la situación generada por el COVID-19. A nivel nacional, el país sufre en la actualidad, una baja importante del mercado inmobiliario.

Desde el Banco de España nos transmiten la necesidad del paso del tiempo y mejora de la situación actual para poder diagnosticar, con menor margen de error, el nivel de precios después de esta crisis. Ha sido un periodo de bloqueo inmobiliario, se han paralizado las compraventas de viviendas. Asegura el Banco de España, en su escrito del 20 de Abril, que “se debería incluir una advertencia específica haciendo referencia a la extraordinaria situación actual”.

En materia hipotecaria, el Banco de España considera difícil en estos momentos poder estimar cómo se va a ver influido el valor hipotecario. Prevé para el segundo semestre del año el poder comenzar a proporcionar datos sobre la evolución futura del país. Actualmente en España, las transacciones que están saliendo adelante son las planificadas antes de la situación de Estado de Alarma, puesto que hoy en día no es posible realizar visitas a inmueble debido al confinamiento de la población. Comercios inmobiliarios cerrados, y notarias funcionando únicamente con carácter de urgencia que hacen imposible la gestión del mercado.

Por todo ello, esta crisis supone el volver con un escenario diferente y desconocido una vez resuelta la situación de crisis COVID-19, en el podremos empezar a atisbar la nueva situación del mercado inmobiliarios, y la influencia negativa que ha tenido el COVID-19 en el sector.

 

 

 

 

2020-05-26T12:41:06+02:00 01 de mayo de 2020|Categories: NOTICIAS|