Ventajas e inconvenientes de las hipotecas a tipo fijo

//Ventajas e inconvenientes de las hipotecas a tipo fijo

TasibericaLas hipotecas a tipo fijo permiten que el consumidor se proteja de los movimientos del euríbor y, entre otras ventajas, no cuentan con cláusula suelo. Sin embargo, tienen más comisiones que las de tipo variable y su plazo máximo de devolución suele ser menor.

Las hipotecas a tipo fijo todavía son minoría en el mercado: solo son contratadas por el 10,8% de la población según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y tan solo representan el 34,6% de la oferta hipotecaria actual, con 27 productos comercializados por los bancos, frente a los 51 que se ofrecen a tipo variable.

Pese a ello, su importancia ha ido creciendo en los últimos meses. La oferta de hipotecas a tipo fijo se ha multiplicado desde finales de 2014, con productos que incluso han llegado a mejorar en algunos momentos las condiciones de las de tipo variable, tal y como te contamos en Kelisto. Además, el número de consumidores que opta por este formato (pese a ser reducido) ha crecido un 77% en el último año y se ha triplicado desde 2010.

Ahora bien, ¿se trata de productos realmente atractivos para el consumidor? ¿O estamos ante una moda impulsada por las entidades en un momento en el que el euríbor (el índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España) sigue en mínimos históricos? En Kelisto hemos analizado sus pros y sus contras para que sepas si las hipotecas a tipo fijo son productos realmente interesantes para ti.

VENTAJAS

1) Te protegen de los vaivenes del euríbor

En las hipotecas a tipo variable, el interés se calcula con la suma del euríbor a un año, más un diferencial fijado por cada entidad. Por ejemplo, si hoy mismo contrataras la Hipoteca Naranja de ING Direct, tendrías que pagar un 1,124% por conseguir financiación: es decir, un 0,134% (el euríbor a 12 meses a cierre del mes de octubre) más el 0,99% que cobra el banco naranja como diferencial.

Ahora bien, este interés se va revisando periódicamente: normalmente suele hacerse una vez al año, aunque en casos como el de la hipoteca de ING Direct la operación se hace cada seis meses. ¿Qué pasaría si, llegado ese momento, el euríbor marca un nivel más alto del que tenías en la anterior revisión? Que el coste de tu hipoteca subiría (o bajaría, si su rumbo fuera el contrario).

Con las hipotecas a tipo fijo este riesgo queda totalmente neutralizado. Si hoy contrataras, por ejemplo, la Hipoteca Fija de Bankinter a 15 años, empezarías pagando un interés del 2,25% y esa cifra no cambiaría hasta que terminaras de pagar toda tu deuda, lo que te permitirá manejar tus finanzas personales con más tranquilidad.

Te invitamos a leer la noticia completa en: www.kelisto.es

Fuente: www.kelisto.es

2018-02-23T10:38:12+00:00 12 de noviembre de 2015|Categories: NOTICIAS|