El IBI y la valoración catastral

Inicio » NECESITAS SABER » El IBI y la valoración catastral

El IBI y la valoración catastral

A modo introductorio, el Catastro es un registro administrativo que está gestionado por el Estado y, en concreto, por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, que contiene la información detallada de todos los inmuebles que hay en el país ya sean urbanos o rústicos.
Además del cómputo de las viviendas, en el catastro también se indican las características específicas de cada uno de los inmuebles y fincas registrados.

Inscribir una vivienda en al catastro es obligatorio y también es gratuito, dándolos de alta, para que la vivienda pueda ser legalizada y habitable.
Si bien, el Catastro no solo es un registro de control, sino que, también tiene asignado un valor a cada bien inmueble y este está directamente relacionado con el cálculo del pago anual del Impuesto sobre Bienes Inmuebles o IBI que tiene que realizar cada propietario, ya que se trata de un impuesto que siempre se calcula en función del valor catastral.

El Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) es un tributo de carácter local y de exacción obligatoria que se realiza anualmente (el 1 de enero de cada año) por el propietario de un inmueble, ya sea vivienda, garaje o un local. Si bien, presenta también exenciones para determinados casos contemplados por la ley.
El valor que tenga en el Catastro un bien inmueble influye de manera considerable sobre su economía, ya que esta cifra es la que sirve para poder calcular el IBI, además de otros impuestos como la plusvalía municipal. Aunque, hay casos en los que dicho valor también puede terminar afectando a tributos como el IRPF, IAE o el ITP.

El ayuntamiento de cada municipio fija, dentro de unos márgenes, cuánto se ha de pagar por los inmuebles que se sitúan en su territorio. Al valor catastral del inmueble, aquél que refleja el valor del suelo en el que se ubica y la edificación, se le aplica un coeficiente que varía entre un 0,4% y un 1,3% para los inmuebles urbanos.
El valor castral de una vivienda puede conocerse mediante una consulta al catastro o bien a través del recibo del IBI que todo propietario recibe cada año.

Existen importantes diferencias entre los municipios, en función por ejemplo de si se trata de una capital de provincia o de los servicios públicos que ofrece el consistorio
Cada 10 años, la administración debe revisar los valores catastrales de todos los inmuebles de cada municipio, una valoración que suele ser al alza y que se traduce en subidas en el importe a pagar.
Por otro lado, el impuesto del IBI contempla una serie de bonificaciones generales, como son las correspondientes a viviendas de protección oficial (vpo) o los bienes rústicos de las cooperativas agrarias, entre otros casos contemplados en la ley.

Por último, mencionar dos casos frecuentes en esta materia:
– Si se produce la venta a lo largo del año de un inmueble, la cuota del IBI debe pagarla quien sea propietario del inmueble el primer día de cada anualidad.
– El ayuntamiento exigirá el pago del IBI al propietario de la vivienda, pero éste puede repercutirlo al inquilino si el contrato de arrendamiento así lo contempla.

Desde Tasiberica, como sociedad de tasación homologada por el Banco de España, ofrecemos asesoramiento independiente y externo para orientar a nuestros clientes a enfocar de forma adecuada cada situación de valoración, así como cualquier gestión inmobiliaria que necesiten. Si lo desea, puede solicitar nuestros servicios online a través de nuestra web.

2019-01-25T14:26:18+00:00 25 de enero de 2019|Categories: GUÍA DE TASACIONES|Tags: , , , , |