Qué impuestos hay que pagar en caso de renunciar a la herencia de una vivienda

Inicio » NECESITAS SABER » Qué impuestos hay que pagar en caso de renunciar a la herencia de una vivienda

Qué impuestos hay que pagar en caso de renunciar a la herencia de una vivienda

Recibir en herencia una vivienda supone la realización de gestiones de índole fiscal. Tanto si el contribuyente se queda con la casa, como si decide venderla, siempre debe atender el pago de impuestos.

A efectos de recibir una herencia se debe atender al pago del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD).
En caso de quedarse con el inmueble, debe contar con la imputación de rentas inmobiliarias en el IRPF, así como con el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Patrimonio (en la Comunidad de Madrid no se paga porque está bonificado).
Además, la formalización en escritura pública de las transmisiones realizadas se verá gravada normalmente en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).
Y si hubiera que adjudicar el inmueble a un heredero entre varios, podría haber excesos de adjudicación sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP).
En caso de querer vender el inmueble heredado, hay que tributar por el IRPF y por la plusvalía municipal, en caso de vender con ganancias.

Además de los supuestos anteriores, en caso de renunciar a la herencia, como han optaron muchos, debido a la cantidad de impuestos que supone aceptarla, también puede implicar pagar tributos en función de cómo se haya llevado a cabo tal renuncia.

En primer lugar, la renuncia a la herencia debe ser formalizada en documento público de forma expresa, debiendo acreditar que no se han realizado actos que supongan la aceptación tácita de la herencia. Una vez formalizada en documento público, la renuncia tiene efectos retroactivos, desde la fecha de fallecimiento del causante.

Una forma es la renuncia pura y simple, o bien, a favor de un tercero.
-En el primer caso, supone que heredarán los parientes del grado siguiente por su propio derecho, pero no supone la transmisión del derecho a suceder por parte del renunciante. En este caso, no podrá considerarse sucesor al renunciante, y no tendrá que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ni el impuesto de plusvalía municipal, que serán pagadas por el beneficiario de esta renuncia pura y simple, que adquiere por su propio derecho. El beneficiario de la renuncia por su parte, tributarán en concepto de donación, si la renuncia es gratuita, y por Transmisiones Patrimoniales, si fuera onerosa.

-En el segundo caso, en caso de que la renuncia se haga a favor de un tercero, no se considera una renuncia, sino una cesión de derechos. A efectos de Hacienda, entenderá que el renunciante primero ha adquirido la herencia y luego la ha cedido. Lo que significa que deberá pagar ISD y la plusvalía municipal, en caso de que haya habido ganancias.

Fuente: Idealista

Desde Tasiberica, como sociedad de tasación homologada por el Banco de España, ofrecemos asesoramiento independiente y externo para orientar a nuestros clientes a enfocar de forma adecuada cada situación de valoración así como cualquier gestión inmobiliaria que necesiten. Si lo desea, puede solicitar nuestros servicios online a través de nuestra web.

2019-01-25T11:53:13+00:00 02 de octubre de 2018|Categories: NOTICIAS|Tags: , , , |